Blog

Como elegir una silla de ruedas

- 0 Comment. en Movilidad

Muchas veces no es fácil elegir una silla de ruedas y aún menos escogerla bien o adquirir la que realmente necesitamos.

Hay algunas preguntas básicas que harán que el usuario o familiar pueda ir descartando modelos y tipos de sillas de ruedas, con el fin de encontrar lo que realmente se ajuste a sus necesidades. 

El tipo de rueda: ¿Rueda grande o rueda pequeña?

Esta es una de las primeras dudas que surgen en el momento de elegir la silla ruedas que más nos conviene.

¿El usuario de la silla se autopropulsará con las ruedas a través de los aros o simplemente será empujado por el familiar o cuidador?

Si el paciente va a autopropulsarse no hay ninguna duda, con la rueda grande tendrá autonomía, por lo tanto deberá elegir rueda grande.

Si el paciente no puede autopropulsarse podrá elegir la rueda pequeña. Las ventajas que nos ofrece la rueda pequeña son básicamente que el ancho total de la silla siempre será menor al del mismo modelo con rueda grande y que queda más reducida en el momento de plegarla o guardarla.

Materiales para las sillas de ruedas: ¿Acero o aluminio?

La silla de acero es más robusta aunque lógicamente es más pesada, el peso medio de una silla de rueda grande de acero se moverá sobre los 17-19 kg de peso en una medida normal. Este tipo de silla está indicada para un uso estándar.

La silla de aluminio, es más ligera, para mejorar la comodidad en cuidadores o familiares que habitualmente cargan la silla de ruedas en medios de transporte, que deben subir la silla por escaleras y son ideales para cargarlas en el maletero del coche. Una silla de aluminio puede oscilar entre los 7 y 14 Kg.

¿Ancho de asiento y ancho total?

Será muy importante que el paciente elija bien la anchura del asiento para una óptima comodidad y confort.

Dentro de las medidas más habituales que son 40, 43, 45 y 48 cm podríamos decir que la silla de ruedas de 40 cm es para pacientes delgados, de 43 cm para pacientes entre 60-80 Kg y de 45 o más para pacientes con más peso o volumen.

Es muy importante medir bien los espacios interiores por los que va a circular con la silla de ruedas ya que en algunos casos hay problemas con el ancho total y algunas puertas.

Lógicamente cuando más ancho es el asiento más anchura tendrá la silla de ruedas.

Existen sillas de ruedas diseñada para ocupar un espacio inferior a la media como el modeo PL-20 que tiene las ruedas casi debajo del asiento.

¿Que gama de silla de ruedas elegir?

Esto siempre dependerá de la actividad del usuario con la silla. Por ejemplo un anciano que solo vaya a dar una vuelta por el parque para tomar un poco el sol o salga merendar, no le hará falta adquirir una silla de ruedas de gama alta.

En cambio un usuario que la usa a diario, sí que debería plantearse comprar una silla de ruedas resistente y adecuada a su día a día.

  

Otro factor a tener en cuenta es pensar en el cuidador o familiar.

Si hay que subir la silla de ruedas por escaleras, cargarla en el maletero de un coche a menudo o los fines de semana, o casos similares, valdrá la pena adquirir una silla de ruedas ligera de aluminio de gama media-alta, para facilitar la vida a los cuidadores.

Recordamos que podemos encontrar sillas de menos de 8 Kg a precios muy razonables.

Sillas de ruedas según su lugar y uso habitual

Si la silla es usada en espacios interiores será mejor la rueda pequeña siempre y cuando el paciente no se pueda autopropulsar. En el caso de un uso habitual de la silla en espacios exteriores siempre es recomendable la rueda grande ya que esta absorbe mejor las irregularidades del terreno a la vez que es más maniobrable.

Si el uso es diario y continuado es recomendable elegir una silla de ruedas de buena calidad ya que esta ofrecerá una mayor comodidad durante su uso y tardará más tiempo en deteriorarse.

También existen sillas de ruedas para uso interior no plegables, que ofrecen mayor comodidad ya que está muy bien acolchadas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de email será publicada