Blog

Fisioterapia Mézières: descubre por qué el que la prueba repite

- 0 Comment. en Lesiones

La fisioterapia es una alternativa terapéutica no farmacológica para paliar síntomas de múltiples dolencias, muchas más de las que podamos imaginar. Desde las más habituales, como la traumatología, la reumatología o la ortopedia, hasta la fibromialgia, el parkinson o la esclerosis múltiple.

¿Sabías que la fisioterapia también puede tratar las varices o la incontinencia?

Pese a ser una profesión bastante joven, se ha desarrollado mucho y de hecho hay numerosas técnicas. Hoy nos centraremos en una de estas técnicas.

El Método de fisioterapia Mézières

Como su nombre indica, es un método desarrollado en Francia, por el especialista Françoise Mézières en 1947 y se basa en el análisis de la postura del cuerpo del paciente.

A partir de ahí se realizan ejercicios de estiramientos y de percepción corporal, con el objetivo de primero reequilibrar las cadenas musculares y articulares, y segundo mejorar nuestra postura y aliviar el dolor.

Expliquemos esto mejor: los movimientos del ser humano se realizan gracias a la acción conjunta de huesos, articulaciones y músculos.

Esta biomecánica global se desarrolla gracias al sistema de cadenas articulares y musculares, que se desequilibran de manera particular en cada persona y que, con el tiempo, pueden ser origen de muchas lesiones.

Así, este tratamiento pretende devolver la movilidad global de músculos y articulaciones de una forma progresiva, equilibrando la respiración, estirando las cadenas musculares retraídas y mejorando la conciencia corporal.

Para ello siempre será necesaria la involucración del paciente, que va tomando conciencia de su cuerpo.

Esta metodología está especialmente recomendada en estos 3 casos:

  1. Problemas de espalda, como la escoliosis, cifosis, lordosis lumbalgias…
  2. Si te estás recuperando de una lesión u operación que te ha tenido inmovilizado
  3. Deseas mejorar tu postura.

Ten en cuenta que en numerosas ocasiones un dolor localizado en cualquier punto de nuestro cuerpo (como un dolor en la rodilla o una fascitis plantar), puede provenir de una deficiente alineación del mismo o una mala postura.

Hemos realizado varias sesiones para probar esta técnica y los beneficios son rápidos y duraderos. Desde la primera sesión la postura mejora y el dolor se alivia.

En este vídeo del Instituto de Fisioterapia Global Mézières (Kinemez) explican muy bien esta técnica.

Deja un comentario

Tu dirección de email será publicada